domingo, 20 de agosto de 2017

INMORTAL...





En caminos vislumbrados aparecías
renaciendo en luz, porque tú
ya te comenzabas en mí… 


Esta noche nostálgica, desolada,
el espíritu se inunda de añoranza, 
se me llenan los ojos de lluvia,
y bajo un manto de permanencia
voy desplegando las alas
para inundarme de ti 
consagrando de tu esencia 
este corazón espera
y el alma silenciosa, doliente,
abraza temblorosa tu recuerdo que late en el pecho 
porque no hubo entre nosotros ni sombra ni disturbio
más si un amor eterno que vive en los contornos 
de un crepúsculo encendido.

Palpita todavía la rosa 
no en un pensamiento ausente, 
sino en la desnudez de una memoria 
inacabada como el día y la noche 
y respiro junto a tu cuerpo
totalmente entregado al mío
sin rutas trazadas, sin ausencias 
donde tu nombre se agranda y vibra en mis labios
cada vez más profundo, porque sigues siendo tú
grande para mis deseos, reflejo de mí mismo, 
la rosa negra que habita en mi pecho
tatuaje erigido en mi memoria
de tus ojos pardos, tu silencio traspasándome
certero con el recuerdo.

Solo sé que no soy yo, me vivo en ti,
me miro con tus ojos que llenan mis espacios,
el perfume tuyo que hechiza mis adentros
de latidos presurosos, triunfantes
con la desnudez del asombro insaciable
todo uno a la luz de los vientos 
donde te vivo a conjuro de una tentación,
de un éxtasis, una agonía extendida en el milagro 
fértil de tu cuerpo como pétalo de lava, latente
inoculado el inmortal delirio para morir y renacer contigo
mi rosa negra… Siempre, siempre contigo.

Josmar Trejo


"Sin leyes que edifiquen reglamentos, pero obedecemos la rítmica del eco;
almas fusionadas  por siempre renaciendo en todos los tiempos, 
para retomar una y otra vez, su vuelo..."

 (Rossy Valdivia)

Porque hay tanto que el tiempo no puede borrar.

Con todo mi sentir para ti.... ¡¡Feliz Cumpleaños!!

lunes, 26 de junio de 2017

PROFUNDO...



Solo el silencio acalla.. 
lo que el alma reclama 



Nada… Todo se vuelve nada
desde la lucidez silenciosa
cuando tus pupilas brillan e hipnotizan mi alma,
nada, cuando tus ojos celestes hablan
el acontecimiento columbre
en que mis brazos envuelven lo tibio de tu piel
el espacio interior en que la esencia toma cuerpo
y lo corporal se transforma en realidad sutil e imaginable
¡Mi rosa negra! Eres la palabra pronunciada y repetida
la memoria abstracta de mi ser
que en el sentido del origen
testifica y une lo visible y lo invisible
¡Te amo!, no sabes cuánto te amo… Te amo
en cada acontecer, en cada recuerdo inédito
en cada fundamento que se extiende más allá
del estado perenne de la inmortalidad
y te amo en lo necesario y en lo posible,
en todo lo que imagino, en mi realidad callada,
con la vanidad y el egoísmo…. ¡Te amo!
porque aun cuando no estas, transmutas cada pensamiento
y me haces receptor de ti, de todo lo que tú eres
el enigma que vivencia toda mi existencia… Tú
mi rosa negra eres el sentido poético
ultimo e inabarcable que evoca y revela
en el conjunto de fuerzas lo maravilloso
de poder sentirte mía en la totalidad de mi voluntad
con esa luz que vuela y me alcanza,
con esa luz que traspasa y donde yo te encuentro
en lo profundo, en mi arcoíris, te encuentro aun,
aun, dentro de la nada.

Profundo

Josmar Trejo